Si explota es grafitti, si es grafitti es arte

El objetivo del graffiti es “expresar aquello que la estructura del poder y sus medios de comunicación no consideran como conveniente o directamente juzgan como peligroso para el sistema. No permitiendo su incorporación o institucionalización, lo marginan, por eso el graffiti busca lugares anónimos o que puede y logra utilizar sin el consentimiento de sus dueños”, dice Márta Zátonyi, doctora en estética de la Universidad de la Sorbona.

Aunque la realidad actual de este lenguaje ya no sea absolutamente marginal pues las estructuras de poder del mercado artístico han sabido comenzar a deglutirlo, éstas aún no pueden degustarlo con todas las características de lo ya legitimado absolutamente como arte. Es por eso que el graffiti y el street art tienen la posibilidad de traer oxígeno puro a la plástica actual.

El graffiti es marginal, provocador, anónimo, apropiador de espacios, espontáneo, rápido, efímero, escurridizo, utiliza todas las posibilidades de composición, mixtura, toma de todos los mundos posibles, es limítrofe entre lo legal y lo ilegal. Ya presente en las grandes ferias de arte y a la vez condenado judicialmente como delito (29 de abril 2009 Cámara V del Crímen revoca sobreseimiento a seis jóvenes que habían pintado sobre propiedad privada), el graffiti evoluciona y provoca rechazo, indiferencia y loca admiración. Aún en las ferias de Buenos Aires tiene espacios “alternativos”, “simpáticos”, “divertidos”, pero no oficiales. La categorización no es la misma. El graffiti es de la calle y parece necesario marcar la diferencia.

Más allá de la apropiación de la estética graffitera y del street art por marcas y empresas, o por su ubicación en algunos espacios legitimadores de obra como arte, la práctica graffitera parece tener por su propia naturaleza destructora de esquemas una función renovadora, oxigenadora de la imagen actual en el mundo del arte. Velocidad acelerada, colores saturados, extraño híbrido global con toques aldeanos que habla idiomas propios que se entienden si uno mira más allá del prejuicio, fruto del margen que explota en el centro, popular, gratuito, social, comunista, con mensaje o sin él, como un virus que hay que aceptar y entender como parte del cuerpo, es probable que nos inmunice del aburrimiento mortal que muchas veces sentimos al mirar.

Damián Masotta, Agosto 2010

 

 

ROMA + BATER + TEKAZ
Blast the Room (ephemeral street art gallery)


26 de agosto de 2010 a 1 de octubre de 2010
August 26th, 2010 to October 1st, 2010



 

 

 
© 2007. MasottaTorres